Técnica para planchar mejor
noviembre 5, 2020 Por PedroJ 0

Cómo planchar ropa vintage para que dure más

Si no estás muy seguro de cómo planchar ropa vintage, te recomendamos acompañarnos hasta el final del artículo. Te ayudaremos mediante consejos esenciales que protegerán la fibra de los tejidos, independientemente de los materiales, para que duren más tiempo.

A la hora de tratar con vestimenta delicada, como la vintage, hay que usar estrategias de planchado. También hay que tener en cuenta nociones fundamentales, como la temperatura y la técnica del planchado. Así sí garantizamos su permanencia.

¿Cómo planchar ropa vintage?

Cuando hablamos de ropa vintage, nos estamos refiriendo a ciertas prendas atrapadas en el tiempo y que simulan estilos de épocas anteriores. Lucen anticuadas, de forma intencional, mientras que los materiales usados en la fabricación son un poco más débiles. Lo que exige que su planchado sea más cuidadoso.

consejos para planchar ropa sin quemar

A pesar de que planchar, en teoría, es sencillo –basta con exponer la ropa a la superficie caliente del electrodoméstico–, tiene su truco. No podemos planchar indiscriminadamente cualquier tejido, como algodón o poliéster, sin saber la temperatura adecuada. Y es eso, precisamente, en lo que nos enfocaremos a continuación.

Lavar la ropa

Puede que sea algo obvio, pero te sorprenderá la cantidad de personas que planchan la ropa sucia. No solo están exponiendo la vestimenta vintage a infecciones y otros agentes patógenos, sino que, cuando la superficie en calentamiento progresivo toca la tela, se ve perjudicada.

En cambio, lo que tienes que hacer es lavar correctamente la ropa, usando suavizante y otros productos para el cuidado de las prendas. Eso evitará que las arrugas predominen en nuestra ropa, ahorrando tiempo en el proceso. Si no cuentas, o no puedes comprar suavizante, no pasa nada. Todavía tenemos el vinagre como alternativa.

Inspecciona la ropa

Es posible que la ropa vintage, en planchadas anteriores, tengan manchas escondidas. Si ya tiene ciertas marcas, no podemos hacer nada. Pero, lo que sí podemos  es prevenir que se vuelva más notoria al pasar la placa de metal por lugares detectados. También podemos aprovechar para eliminar las pelusas y agentes que perjudican el planchado, como el polvo y las arrugas que no se domestican por nada del mundo.

Comprar una tabla

Sí, sabemos que es una inversión extra, pero la ropa vintage, que es bastante delicada, lo exige. Una tabla es una superficie plana, firme y oportuna que nos permite desplazar la plancha de forma más rápida, evitando la exposición prolongada de la elevada temperatura. En Internet encontrarás diferentes accesorios de tabla, ajustados a nuestras necesidades y capacidades de presupuesto, por lo que debemos prestar atención a la mejor alternativa del mercado. Una buena tabla, ergonómica y adaptada a la plancha, es sin duda sinónimo de menos arrugas y cuidado de la ropa vintage, y también de ropa delicada.

Usar una buena plancha

Ropa especiales, como la vintage, requiere de planchas especiales, con características adaptadas a las exigencias. A ver, existen dos tipos de electrodomésticos de planchado: las que funcionan a vapor, que son las que conocemos de toda la vida –requieren agua para calentar la superficie– y los aparatos a presión, que no son tan populares, pero igualmente funcionan para necesidades de planchado rápido. 

como planchar ropa vintage

La de vapor es más rápida y viene con funciones que es lo que necesitamos realmente. Como es el caso del tipo de deslizamiento, si es sentido vertical u horizontal. También si viene con regulación de temperatura, ya que la fibra de materiales, como lana o poliéster, son más susceptibles al calentamiento del aparato. Conocer la plancha que usamos, y el tipo de tejido, es una forma de garantizar la duración de la ropa.

Plancha de primero

Mientras más tiempo dures con la plancha encendida, mayores probabilidades tenemos de manchar o quemar la ropa. Así que te recomendamos planchar obligatoriamente primero, cuando el electrodoméstico no se encuentra lo suficientemente caliente. Sino que está trabajando a vapor.

También hay otra técnica que puedes probar, aunque menos eficiente, y es planchando al final, pero con la plancha desconectada. Es decir, con el calor residual del aparato. Eso es perfecto para ahorrar energía, aunque no se recomienda para un planchado de calidad, ya que no es la misma exposición de temperatura.

Planchar por el revés

Si hay algo que caracteriza a la ropa vintage, es que suelen tener dibujos o pegatinas. Si aplicamos calor en la superficie con la plancha, una cosa que seguramente sucederá es que se vayan deteriorando paulatinamente hasta finalmente desaparecer.

Lo que puedes hacer es voltear la ropa y planchar por el revés. Esto es una buena protección para que dure más tiempo. También evita pasar el aparato sobre los botones y cierres, ya que el exceso de temperatura los daña en el proceso.

Seguir un orden

Como todo en la vida, hay que seguir un orden. Ya te mencionamos que hay que planchar por el revés, de esta forma evitaremos manchas superficiales muy previsibles. Ahora te guiamos: primero por el cuello, luego por los puños y descendemos hasta finalizar. Eso en caso que sea una camiseta, si se trata de pantalón, primero por la cintura, luego por el cuerpo de los tubos y finalmente tobillos.

Humedecer la ropa

Para un planchado más eficiente de la vestimenta vintage, te recomendamos humedecer primero la superficie con agua o vinagre. Los dos líquidos son excelentes para tratar con las arrugas problemáticas y favorecer el deslizamiento de la plancha de forma rápida, eliminando los contratiempos.

Sin embargo, no abuses. Es solo rociar un poco de agua o vinagre blanco cuidadosamente, para que no se moje demasiado y posteriormente pasar la superficie de la plancha sobre las arrugas indomesticables. Una vez que hayas culminado con una zona, sigue con la siguiente y así sucesivamente.

consejos para planchar ropa delicada

Guardar correctamente

Estamos seguro que no deseas que, todo el trabajo que hemos mencionado y aplicado, se vaya a la basura. Por eso debemos guardar correctamente la ropa vintage. En tu armario, procura que cada prenda ropa tenga una distancia mínima de dos centímetros, evitando que se acumulen y choquen, generando protuberancias molestas.