Edredón pluma de ganso
junio 23, 2020 Por Lyslys 0

Edredón pluma de ganso: el mejor y más barato

Un edredón es un tipo de colcha rellena que proporciona calor. Si lo que te gusta es dormir cómodamente y que tu cama se sienta como tu propia nube, seguramente ya has probado con varios tipos de edredones. Existen distintos tipos y entre estos los más conocidos son los sintéticos y los de plumas. Solo basta con unos clicks en internet o mirar un par de tiendas para notar que sí, los edredones de plumas auténticas son más costosos, pero no son caros. Es decir, valen lo que cuestan, las plumas siguen siendo la opción más ligera, compacta y térmica en el mercado. A pesar de ser costosos y de ser de alto mantenimiento, comprar un edredón de pluma de ganso será la mejor compra que hagas para tu juego de cama. Y en este artículo te enseñaré el porqué. ¿Qué tiene de especial un edredón de pluma de ganso?

¿Por qué Pluma de Ganso?

Primero, la pregunta sería “¿Por qué plumas?” y la respuesta es la siguiente. Las plumas han sido siempre desde que existe el mundo, un medio de refugio y calor. De hecho, está comprobado que ninguna prenda abriga mejor que las plumas, y por eso el mejor edredón que podrías adquirir es uno que te garantice calentarte bien por las noches de invierno. Si un edredón no cumple con su tarea de mantener la calidez de tu cama, entonces no es de buena calidad. Las plumas autenticas harán que tu edredón sea ligero, suave, pero firme y cálido, el relleno sintético no se acerca ni a la mitad de estos resultados.

Todos hemos oído alguna vez de almohadas o edredones rellenos de plumas, aunque pocos habremos preguntado de qué ave provienen dichas plumas, de todas las que hay. Para usar como fill power (esto es la calidad del relleno de un producto de pluma), generalmente las primeras opciones son el pato y el ganso. Sin embargo, si lo que quieres es calidad y un producto que te abrigue y lo haga por mucho tiempo, entonces te diré que tu mejor opción es el ganso. Las plumas de ganso son más grandes que las de pato, ya que éstos crecen más y las plumas por lo general son tomadas de ellos cuando son maduros/mayores (cuando son más grandes).

No solo las plumas son más grandes, sino que duran más tiempo. Las de pato pueden durar máximo 20 años, y las de ganso, más de 25 años, sin mencionar que el relleno sintético no llega ni a la mitad de estas cifras. Esto significa que tu inversión en el edredón, bien podría ser para siempre. Podrías usar un edredón con plumas de ganso durante el tiempo mencionado si lo cuidas bien.

¿Cómo cuidar tu edredón Pluma de Ganso?

Ahora, ¿qué significa ese “si lo cuidas bien”? Como mencioné al principio del artículo, el edredón de plumas de ganso requiere cierto mantenimiento. Para que no arruines el que ya tienes o el que tienes pensado comprar, te enseñaré en breves pasos las medidas que debes tomar para que el edredón se mantenga como nuevo. Estas medidas son para prevenir la formación de hongos, prevenir que se formen grumos y también el aplanamiento.

Por supuesto, lo ideal es lavarlo en una lavadora.

¿Cómo lavarlo?

Este es un proceso sencillo.

  1. Lo primero que debes hacer es llenar la lavadora con agua fría y activa el ciclo automático que usa para lavar ropa delicada, soft. Cuando ya esté llena, agrega ½ taza de jabón (el que usas para tus prendas delicadas, nada de bleach).
  2. Luego, simplemente coloca adentro el edredón y asegúrate de que el agua lo cubra bien y que quede la menor cantidad de aire posible. Deja que se complete todo el ciclo normal de lavado, pero deberás repetir el ciclo de enjuague, es muy importante que saques absolutamente todo el jabón.
  3. Cuando ya el edredón está totalmente libre de jabón, entonces colócalo en la secadora. Y aunque suene extraño, coloca dentro algunas pelotas de tenis (podrían ser 4, y obvio deben estar limpias). Configura la secadora en el nivel más alto y deja secar el edredón así por unos 20 minutos.
  4. Cuando pase ese tiempo, deberás sacar el edredón, estirarlo, sacudirlo, y volver a repetir el mismo ciclo de secado por otros 20 minutos. Debes repetir este proceso las veces que sea necesario para que el edredón se seque por completo.
  5. La recomendación es que solo lo laves una vez al año. Y que lo tiendas de igual forma un rato en un área limpia, libre de olores.

Otros cuidados

Estos son algunos cuidados diarios a tomar en consideración para que el edredón te dure tanto tiempo como tu vida.

Lo primero es que cada vez que te levantes por la mañana y vayas a hacer tu cama, debes sacudir el edredón. Sacúdelo con energía para que oxigenes así el interior del mismo, para que las plumas se separen unas de otras y se sigua viendo y sintiéndose bien.

Algunas veces por la noche tendemos a sudar mucho. Esto puede llegar a producir humedad en el edredón. Si es que te llega a pasar, la solución es simplemente airearlo. Debes dejar que se airee (cuélgalo donde le de aire) hasta que se seque bien. Haciendo esto evitas la acumulación de humedad, proteges las plumas y evitas tener que lavarlo seguido y los malos olores.

Como dije antes, este es un edredón para lavar una vez al año, solo una vez por temporada. Espera al momento más caliente del año para hacer esto. Y mientras esperas a que vuelva el frío para usarlo otra vez, mi consejo es que lo guardes siempre en el envoltorio original o en uno parecido. Lo importante es que lo coloques en un sitio donde no se llene de humedad, ni de suciedad, y más importante, donde no lo alcancen los ácaros.

Como puedes ver, adquirir un edredón de pluma de ganso es tu mejor opción. Aunque sea un edredón costoso, te dura toda la vida y te brinda calidez como ningún otro. Invierte en la comodidad y calidez para el invierno, y no tendrás que seguir comprando nada más. Es un pago de una sola vez que vale totalmente la pena. Sigue estos consejos y el edredón vivirá más tiempo que tu auto.